Indicaciones para el tratamiento de los contenidos

 

1. Lectura y comprensión de textos

  • Crear ambientes de lectura coordinando diversas actividades de promoción o animación de la lectura con la Biblioteca escolar y con instituciones de la comunidad. Entre las actividades pueden estar: el libro del mes, charlas sobre obras y autores de literatura juvenil cubana, hispanoamericana y universal, impartición de cuatro clases en el curso dedicadas a la lectura extraclase.
  • Incentivar prácticas de lectura en las aulas, tanto desde un enfoque procesal como de producto, utilizando para ello los diversos ejercicios que aparecen en el libro de texto de cada grado.
  • Sistematizar las estrategias de lectura eficiente entre los estudiantes y desde todas las asignaturas del currículum escolar al desarrollar actividades que impliquen: la búsqueda de información utilizando para ello diversas fuentes y con el objetivo de activar los conocimientos previos; el establecimiento de metas o de propósitos de lectura; la elaboración o construcción de predicciones, hipótesis e inferencias en la medida en que se lee y se desencadena el proceso de comprensión; la determinación de ideas centrales, principales o relevantes y de las secundarias; el establecimiento de relaciones de diversa naturaleza entre palabras, sintagmas, expresiones, ideas, párrafos y segmentos de textos (relaciones lógicas, causales, temporales, condicionales…); la determinación de la estructura externa e interna de los textos que se leen; la aplicación de estrategias de lectura de estudio (resúmenes, esquemas, relecturas parciales o totales, anotaciones, subrayado, toma de notas…)
  • Sistematizar, entre los docentes, el estudio del libro “La enseñanza-aprendizaje de Español, Matemática e Historia”, Colectivo de autores, Molinos Trade, SA, Ministerio de Educación, La Habana, 2005, en particular el artículo titulado “La enseñanza de la lectura y la comprensión de textos en la escuela”, páginas 7 a la 23.
  • 2. Construcción de textos escritos
    • Sistematizar el trabajo de orientación sobre las actividades de escritura desde todas las asignaturas del currículum escolar sobre la base de preguntas guías, orientadoras, del tipo: ¿qué voy a decir?, ¿cómo lo voy a decir?, ¿a quién o para quién lo voy a decir?, ¿por qué y para qué lo voy a decir?
    • Concebir diversas actividades o tareas de aprendizaje que permitan atender los problemas de tipo léxico y gramaticales que exigen necesarias consultas de diccionarios, de diversas fuentes de información lingüística como manuales de gramática, el propio libro de texto, listados de palabras, etc.; problemas relativos al dominio del contenido, lo cual requiere de consultas de diversas fuentes de información sobre el tema, la realización de mapas conceptuales o esquemas, redes de palabras, etc.; los problemas relativos a la organización textual y a la tipología textual para los cuales es necesario construir esquemas de la macroestructura semántica y formal de diversos tipos de textos, consultar textos modelos que aparecen en el propio libro de estudio del alumno.
    • Impartir clases frontales dedicadas a la enseñanza de la redacción o construcción de textos escritos que transiten por la secuencia que sigue el proceso de escritura desde el punto de vista didáctico, esto es: clases de orientación, clases de ejecución y clases de revisión, control y evaluación.
    • Elaborar guías con sistemas de preguntas que recorran los diferentes niveles de asimilación, de desempeño y de construcción de textos.
    • Diseñar actividades que impliquen cumplir con todas las exigencias de la situación comunicativa que se desea tratar.
    • Diseñar diversos tipos de actividades de revisión y mejora de los trabajos escritos y privilegiar las actividades de revisión individual y colectivas de textos.
    • Divulgar los indicadores por los cuales se produce el proceso de revisión y evaluación de los textos escritos.
    • Sistematizar el estudio del libro “La enseñanza-aprendizaje de Español, Matemática e Historia”, Colectivo de autores, Molinos Trade, SA, Ministerio de Educación, La Habana, 2005, en particular del artículo titulado “¿Enseñamos a escribir a nuestros alumnos?”, páginas 34 a 46.
    • 3. Ortografía y caligrafía
      • Aplicar lo establecido en la Resolución de Evaluación para el descuento ortográfico en todas las asignaturas.
      • Sistematizar el trabajo con el vocabulario técnico básico de cada asignatura y con el vocabulario de uso frecuente para cada grado.
      • Utilizar sistemáticamente la bibliografía docente para la preparación de los profesores. Sistematizar el estudio de los siguientes textos:
        • Enseñar y aprender ortografía, de Osvaldo Balmaseda Neyra, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2001.
        • Ortografía para todos, de Leticia Rodríguez Pérez, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2003.
    •  

Comentarios


Deja un comentario