Hablemos de Comprensión de la lectura

Georgina Arias Leyva

Marinela Méndez Ceballos

Dolores Almenares Atencio

Introducción

Al leer se ha de horadar, como al escribir...

José Martí

El estudio de le lengua en la Educación Primaria tiene como propósito fundamental el desarrollo de la competencia comunicativa de los alumnos, es decir, que aprendan a utilizar el lenguaje hablado y escrito para comunicarse de manera efectiva en distintas situaciones. Para alcanzar ese fin es necesario que los niños desarrollen las habilidades de hablar, escuchar, leer y escribir.

Los contenidos y actividades de esta asignatura se organizan en función de la lectura y su comprensión, la producción oral y escrita de textos, la caligrafía y la gramática, que en el trabajo diario, llegan a integrarse y relacionarse de manera lógica.

Con relación a la lectura, se pretende que los alumnos desarrollen conocimientos y estrategias para comprender distintos tipos de textos escritos y se formen como lectores que valoren críticamente lo que leen ; es decir, la labor con los alumnos debe ir dirigida a que estos desarrollen estrategias para el trabajo intelectual con los textos.

Leer es un proceso de construcción cognitiva en el cual intervienen lo afectivo y las relaciones sociales. Mediante este proceso el lector busca el sentido del texto y para construirlo tiene en cuenta indicadores como son: el contexto, el tipo de texto, las marcas gramaticales, los elementos paratextuales.

El término “comprender” procede del latín comprenhendere, y significa entender, penetrar, concebir, discernir, descifrar. Como proceso intelectual, la comprensión supone captar los significados que otros han trasmitido mediante sonidos, palabras, imágenes, colores y movimientos.

En el proceso de comprensión de la lectura el lector capta la información literal y explícita que el texto ofrece , percibe los significados , hace inferencias, e integra y enriquece toda la información sobre la base de su experiencia y su cultura , para que finalmente esta influya en el propio proceso de perfeccionamiento y crecimiento humanos.

Según la profesora Isabel Solé, desde una perspectiva interactiva, todo ello supone una síntesis y una integración de diferentes enfoques elaborados a través de la historia para explicar el proceso de lectura. Muchos autores coinciden en agrupar todas esas explicaciones en dos modelos jerárquicos:

Uno ascendente, donde se considera que el lector, a partir de los componentes del texto -letras, palabras, oraciones - , en un proceso secuencial, logra llegar a su comprensión. En este modelo se concede una gran importancia a las habilidades de decodificación, pues considera que el lector puede comprender, porque sabe decodificar el texto en su totalidad.

O sea, es la ejecución de un conjunto de pasos que se inicia con la percepción de los estímulos visuales y culmina con la reconstrucción del significado.

Uno descendente , que sostiene lo contrario: el lector no procede letra a letra , sino que hace uso de sus recursos cognitivos y conocimientos previos para hacer anticipaciones y comprobarlas posteriormente En este caso, a partir de hipótesis y predicciones, se procesa el texto para su verificación. Esta propuesta enfatiza en el reconocimiento global de las palabras en detrimento de la decodificación, la cual considera una limitante para la comprensión.

La perspectiva interactiva no se centra en el texto ni en el lector, sino que se sitúa en una posición ecléctica, que parte de la interacción de la información que aporta el primero y la que posee el segundo. Desde el punto de vista de la enseñanza, las propuestas que se basan en esta perspectiva señalan la necesidad de que los alumnos aprendan tanto a procesar el texto, como las estrategias que harán posible su comprensión.

Muchos estudiosos de esta temática (Solé, Colomer, Panosa, Morles, entre otros) coinciden en este criterio, y al respecto expresan, que la comprensión lectora es el resultado de una operación compleja en la que se realizan numerosas operaciones, y que ese procesamiento no sigue una sola dirección. Alegan que la mente no procede de una manera secuencial, sino por un proceso interactivo que tiene en cuenta la simultaneidad entre las señales del texto y la actividad del sujeto, por lo que este modelo ha ido ganando adeptos, por ser el más fiel a los procesos que sigue la mente cuando se enfrenta al acto de leer.

El siguiente esquema resume, gráficamente, lo anteriormente expuesto:

Comprensión de la lectura

Es un proceso interactivo entre

LECTOR Buscar algo en TEXTO

Tiene Tiene

Un propósito Conocimientos Características

que lo lleva a leer previos específicas

Ver más

Comentarios


Deja un comentario