COMUNICACIÓN1

CLASIFICACIÓN DE LA ORACIÓN

 

¿Qué características debe tener la oración para que responda a la intención del emisor?

 

RecordatorioRecordatorio

SABERES NECESARIOS

- Reconocer las formas verbales.

- Delimitar correctamente las oraciones.

 

 


 

 

 

 



La oración se clasifica atendiendo a:
Estructura

Oración unimembre:

Es aquella oración en la que sus miembros están fundidos, no pueden separarse. Esta puede estar formada por una o más palabras, que sin considerarse oraciones desde el punto de vista formal, por no presentar la forma de un sintagma predicativo, puede ser una verdadera oración desde el punto de vista semántico, por constituir una unidad de comunicación. En estas oraciones no hay que presuponer elementos no expresados, no hay en ellas ni sujeto, ni predicado, solo constituyen una unidad de comunicación.

Ejemplo: Buenos días.
Las oraciones unimembres pueden ser:

Nominales: siempre presentan un núcleo nominal con modificadores o no.
Ejemplo de ello pueden ser: ¡Auxilio! (un núcleo nominal sin modificadores),
Muchas gracias (gracias es un sustantivo núcleo modificado por un pronombre indefinido –muchas-),
¡Qué frío tan terrible!(el sustantivo frío modificado por más de un modificador).
 
Verbales: pueden ser impersonales o tener verbos relativos al tiempo, la atmósfera, el clima. Pueden aparecer con los verbo llover, amanecer, tronar, hacer –hay, hace, había- que son impersonales, nevar, escampar, anochecer, etc, en este caso el miembro que presentan es el predicado.
Ejemplos pueden ser: Hay dulces en la tienda,
Llueve torrencialmente,
Hace mucho frío. 
AtenciónAtención

Las interjecciones ja, ay expresan un sentimiento o una sensación mediante elementos o partículas y no forman parte de la oración, su carácter es eminentemente expresivo. Podemos encontrar interjecciones propias o impropias.

Las propias son aquellas cuya forma externa coincide casi siempre con su función interjectiva (¡ah, ay, uf, caramba, anjá, oh, ja, hola!

Las impropias son las que tienen una función interjectiva ocasional ¡magnífico, bravo, fuego, arriba! En todos los casos constituyen unidades de comunicación por tanto son consideradas como oraciones unimembres.

¿ Las interjecciones pueden considerarse oraciones unimembres?

 


 
Oración bimembre
También consideradas oraciones gramaticales, pueden presentar el sujeto expreso: La Revolución cubana construye un futuro mejor, o puede encontrarse omitido: Creyeron firmemente en él (SNS: Ellos o Ellas).
las oraciones bimembres según el número de formas verbales que las integren pueden ser:
- Simples presentan una forma verbal
El colibrí es oriundo de América.

- Compuestas presentan más de una forma verbal.
El colibrí es oriundo de América y puede encontrarse desde Canadá hasta el estrecho de Magallanes.
 
comunicación actitud
Cuando hablas, ¿cómo declaras tu intención en ese acto comunicativo?
 
Si tu intención es afirmar, interrogar, ordenar, rogar, desear, aconsejar, ¿cómo determinas cada una de esas intenciones? Cada uno de esos actos implica determinada intención expresiva, una unidad de sentido que se corresponde con cierta entonación. Se trata de la oración pòr la actitud del hablante.

Ademas de su estructura,  la oración responde a la intención comunicativa del hablante, es decir, a la actitud que este asume ante el hecho comunicativo.
Acerca de la clasificación de este tipo de oraciones, los distintos gramáticos han declarado sus análisis al clasificarlas de acuerdo con sus funciones sintácticas; en Sintaxis del español contemporáneo, se asume la clasificación que dan Samuel Gili y Gaya, Rafael Seco y la Real Academia:

Entonces la oración se clasifica según la actitud del hablante en:
  -Enunciativas (afirmativas y negativas)
  -Interrogativas
  -Imperativas o exhortativas
  -Desiderativas
  -Dubitativas
  -Exclamativas
Oraciones enunciativas: como su propio nombre lo indica, son aquellas que enuncian algo; pueden afirmar o negar la realidad de un hecho o su posibilidad. Constituyen el modelo de expresión más frecuente; como hablantes que estamos en constante intercambio con la realidad que nos circunda, es evidente la necesidad que tenemos de expresar esa realidad afirmándola o negándola, según sea, mediante una oración.
 
¿Cómo  se reconocen?
Las oraciones enunciativas siempre  llevan el verbo en modo indicativo, expresan  la realidad objetiva. El  hablante también comunica su actitud ante esta realidad; son medio para  expresar la conformidad o la disconformidad lógica del sujeto con el predicado, por lo que según afirmen o nieguen, se denominan enunciativas afirmativas y enunciativas negativas.
A) La literatura refleja el alma de los pueblos.
Enunciativa afirmativa
Refuerzos:
sí, verdaderamente, también
B) Un libro nunca es una mala compañía.
Enunciativa negativa
Refuerzos:
no, jamás, tampoco, nadie
 
Cuando ignoramos algo y queremos saberlo, lo expresamos por medio de las oraciones interrogativas; también cuando tenemos una duda y queremos dilucidarla. La  actitud que como hablantes asumimos es la de interrogación o pregunta por lo que al expresar esta duda o esta interrogante lo hacemos con una entonación diferente a cuando enunciamos algo,  lo mismo afirmando que negando, así la unidad de sentido la expresamos por medio de la entonación.

Debemos aclarar que siempre por medio de la entonación se expresa la actitud del que habla, pero en el caso de las oraciones interrogativas, la entonación es especial;  por eso , Criado de Val plantea que entre los procedimientos para expresar la interrogación está la entonación  además de otros dos: por medio de los pronombres, adjetivos, adverbios o locuciones interrogativas, y por la inversión  en el orden de las palabras.

Las oraciones interrogativas pueden ser generales y parciales.
Cuando preguntamos por todo el contenido de la oración, es decir, cuando lo desconocemos todo, queremos saber sobre  la verdad o falsedad del juicio, la respuesta puede ser o no, en este caso estamos ante una interrogativa general.
Estas respuestas pueden llevar refuerzos: sí, como nonoqué va; lo cual es muy usual en el lenguaje coloquial.
¿Es grande tu escuela? o no.
¿Aprobaste el examen? o no.
Cuando la duda recae sobre el sujeto o sus cualidades, o sobre cualquiera de los elementos de la oración entonces la interrogativa es parcial.
Según plantea Gili y Gaya “Amedida que el interés hacia el sujeto u otros elementos distintos del verbo nos lleve a anteponerlos , nos acercamos a la interrogativa parcial.

Al preguntar por lo que nos falta, tenemos que valernos de pronombres o adverbios interrogativos, colocados necesariamente  al comienzo de la oración.
¿Cómo te llamas?
¿Dónde vives?
Mediante las oraciones interrogativas parciales, podemos sugerir respuestas negativas: ¿Qué me queda? Nada; ¿Quién se lo hubiera imaginado? Nadie.
C) ¿Quién es el mejor lector de tu aula?
D) Y tú, ¿lees mucho?
Interrogativa
Refuerzos:
qué, cuál, cuándo, cómo, dónde,
 
Las oraciones exclamativas son las oraciones mediante las cuales el hablante expresa estados emocionales fundamentalmente.
Son oraciones unimembres y pueden ser afirmativas o negativas:
-¡Sí!; ¡No!
Los signos de admiración están dentro de los elementos formales que presentan.
¡Qué suerte!

AtenciónAtención

Las oraciones bimembres que tienen como elemento formal los signos de admiración , no son oraciones exclamativas, solo tienen  matiz exclamativo.

¡ Venceremos!: oración enunciativa afirmativa con matiz exclamativo.

 
 
 
 
 
E) ¡Qué bien!
Exclamativa
F) ¡La lectura te ayudará a comprender mejor la vida!
Enunciativa afirmativa con matiz exclamativo
 
Con las oraciones optativas o desiderativas expresamos el deseo de que se realice o no un hecho. En nuestro idioma , su forma de expresión es el presente o el copretérito de subjuntivo.

Con el presente, el deseo expresado lo consideramos realizable y con el copretérito, manifestamos un deseo no realizable, lo tenemos como imposible. También pueden emplearse los tiempos compuestos del modo subjuntivo.
Estas oraciones  tienen,  a menudo, carácter exclamativo a causa de la emotividad marcada que pueden presentar.
¡Si pudiera verte!
Ojalá puedas volver.
G) Desearía que todos leyeran mucho.
H) ¡Que el libro sea tu mejor compañero!
Desiderativas
Refuerzos:
ojalá, si, que, desear, querer
 
Las  oraciones dubitativas suponen un hecho verbal considerado como dudoso. Su  modo propio es el subjuntivo, acaso, tal vez, quizá. Aunque también emplean el indicativo, pero además utilizan los adverbios de duda:
En el presente y en el futuro las expresamos con los adverbios de duda, también en el presente de subjuntivo; en el pasado, con el antepresente de subjuntivo.
Quizá iremos después de estudiar.
Quizá haya ido después de estudiar.
Con el indicativo se acentúa la duda en presente o en futuro, siempre acompañado de los adverbios correspondientes en contraposición con el uso del subjuntivo:
Tal vez estudia bastante; tal vez estudie bastante.
El subjuntivo por su carácter aumenta el sentido dubitativo mientras que el indicativo es una duda atenuada, que tiende a la afirmación o a la negación.
Los adverbios de duda confirman el matiz dubitativo.
Pottier afirma que el sustituto modal del enunciado es quizá en las oraciones de duda, ya que ellas son una hipótesis, una incertidumbre.
I) Quizá algunos todavía piensen que leer es aburrido.
Dubitativa
Refuerzos:
tal vez, acaso, a lo mejor, quizá
 
Compartir