Estructura de la obra dramática


1. Presentación del conflicto

El conflicto es el origen para una obra dramática. Si no hay conflicto no hay drama. El conflicto hace referencia a las fuerzas contrapuestas (fuerzas en pugna) que hacen avanzar el desarrollo argumental del drama.

Aparecerán dos posturas contrarias, que habrá que descubrir. Pueden manifestarse explícitamente o hallarse implícitas en otras situaciones, anteriores o posteriores, de la obra.

La presentación del conflicto cambia de acuerdo a la obra. Podemos diferenciar en términos generales, cuatro etapas:

Exposición o situación del protagonista.

Propósito del protagonista.

Presentación del obstáculo o materia del conflicto.

Choque de las dos fuerzas en pugna.

2. Desarrollo de la acción dramática

La realidad del conflicto avanza hasta llegar a un duelo decisivo de los personajes y sus objeciones. Es lo que sería el nudo y coincide con el momento de mayor tensión y donde la trama se complica.

Esto entrega la dimensión artística a la obra de teatro. Los distintos esfuerzos por superar a la fuerza opuesta dan lugar a un pensamiento dramático.

3. Desenlace de la acción dramática

Es el momento en que se resuelve el conflicto planteado en el desarrollo de la obra. Es la eliminación del obstáculo. Al hablar de conflicto este puede observarse desde diversos puntos de vista: del hombre con el destino (“Edipo Rey” de Sófocles); del instinto con el ambiente (“Hamlet” de William Shakespeare); del entendimiento con el ambiente (“Madre Coraje” de Bertolt Brech); del libre albedrío con el ambiente (“Casa de Muñecas” de Enrique Ibsen).

Aspectos formales de la obra dramática

Una obra dramática (obra de teatro) está formada por: dos tipos de textos:

Texto principal

Es el contenido, propiamente, de la obra que se presenta dividido en:

—  Actos: Es una unidad temporal y narrativa, que está marcado por la subida y bajada el telón.

—  Cuadros: Parte del texto que está marcada por el cambio total o parcial del decorado.

—  Escenas: Parte de la obra que viene determinada por la entrada o salida de los actores. Cada vez que cambia el número de actores en escena, cambia la escena.

El texto principal utiliza cuatro formas de expresión:

—  Diálogo: Es la conversación entre dos personajes.

—  Monólogo: Es el modo de expresarse cuando un solo personaje está hablando. Se llama también soliloquio.

—  Aparte: Es la forma de hablar de uno o varios personajes que utilizan cuando dicen algo sobre la obra, y los demás personajes fingen no enterarse.

—  Off: Cuando se habla fuera de escena


Texto secundario o acotaciones

Aporta información para la representación teatral. Ésta puede ser

Sobre la acción

—  Datos e indicaciones sobre el lugar en el que se desarrolla la acción: decorados, época, mobiliario, etcétera.

—  Iluminación, con la que se expresan la hora del día, un espacio concreto, etcétera.

—  Sonidos, para indicar o provocar diversos efectos.

Sobre los personajes: vestuario, movimientos, gestos, tono de voz, intencionalidad expresiva, etcétera.

La representación teatral
Como lo expresamos al comienzo, el fin primordial de un texto dramático, aunque puede ser leído, es su representación en un escenario ante unos espectadores.

Esta tarea es llevada a cabo por los actores, que encarnan a los personajes y que son conducidos por un director, que los organizará y transformará ese texto escrito en un espectáculo.

Por último, la escenografía es otro de los elementos esenciales de la representación teatral, con ella se sitúa la historia en un tiempo y espacio concretos.

Nivel o categorías de los personajes

Principales: son aquellos sobre los que recae el peso de la acción.

Pueden ser:

—  Protagonista: actúan de una forma. ( de acuerdo a la tèsis del autor )

—  Antagonista: actúa de forma contraria al protagonista.

Secundarios: ayudan a los principales.

Escenografía

Conformada por:

Decorados: Elementos necesarios para ambientar el escenario.

Vestuario: Prendas y ropas de vestir.

Iluminación: Luces y elementos luminosos para provocar efectos: día, noche, tormentas...

Sonido: Música y efectos sonoros para complementar lo que aparece en escena: ruidos, etc.