Clasificación  del sustantivo


Comunes y propios

Los sustantivos se pueden clasificar en comunes o en  propios. En el caso de los comunes connotan al objeto al designarlo, lo nombran fijándolo mediante un conjunto de cualidades (mesa, río, mar). El nombre o sustantivo  propio designa su objeto sin referirse a sus cualidades, lo denota, dice solamente cómo se llama individualmente su objeto (Pablo, París, Cauto). Los nombres propios y comunes se diferencian en la forma de designar un objeto, no tienen forma específica que los identifique. Además de los nombres propios de personas existen los geográficos, astronómicos, entre otros: Varadero,  Júpiter.

 

Concretos y abstractos

Los concretos y abstractos son muy polemizados por lo que existen diferentes criterios, los concretos son aquellos que pueden reflejar una realidad tangible, expresan conceptos independientes, mientras que los abstractos son los que nombran las emociones, sentimientos y otras sensaciones propias de la inteligencia humana y son conceptos dependientes. Consideramos sustantivos abstractos a los derivados de verbos y adjetivos. Los morfemas derivativos que los caracterizan son los sufijos aspectivos como pueden ser:

ancia-abundancia

anza- esperanza

dad- generosidad

Ejemplos de sustantivos concretos: mesa, silla, reloj; ejemplos de sustantivos abstractos: amor, muerte, alegría, dolor.

Individuales y colectivos

En individuales y colectivos también podemos clasificar a los sustantivos. Los sustantivos individualescolectivos expresan en singular colección o número y dan idea de pluralidad en singular: palmar. El número de objetos significado puede ser determinado o indeterminado. Cuando el sustantivo colectivo es el nombre de un número, es determinado: quincena, docena. Pero son indeterminados los que significan una simple agregación: manada, bandada, jauría, cafetal, alameda, enjambre. son los que designan a un individuo de una especie: palma. Los

Simples y compuestos

Los sustantivos simples y compuestos se distinguen por estar formados por uno o dos lexemas respectivamente. En el caso de los simples se debe tener en cuenta que en la formación del sintagma, los formantes constitutivos solo aparecen una sola vez y siempre después del segundo lexema. Ejemplos de sustantivos simples: madre, maestra, libro, mientras que los compuestos serían sobrecama, lavamano,  rompecabeza.

Primitivos y derivados

Los sustantivos primitivos son los que no provienen de otras palabras de nuestra lengua y se contraponen a los derivados. Los derivados son los nuevos sustantivos que se forman mediante sufijos aspectivos, que se aplican a otros sustantivos que ya existen en la lengua de forma independiente: azúcar, azucarera; perro, perrera; mueble, mueblería. Los  sustantivos derivados designan nuevas formas conceptuales y dan lugar a las familias de palabras: perro, perrera, perrería, perruno. Pueden formarse de otros sustantivos , de adjetivos, pronombres, verbos, adverbios, o preposiciones. Los colectivos y los abstractos también son considerados sustantivos derivados.

Diminutivos y derivados

Los sustantivos diminutivos, aumentativos y despectivos indican fundamentalmente la reducción , aumento o desestimación de su propio significado mediante infijos. Algunos gramáticos los incluyen en una categoría común: la de apreciativos por hacer referencia a la modificación del tamaño físico o moral de las personas u objetos.

 
Compartir