La enseñanza de la Literatura en el Nivel Medio Superior

libro lomos
La enseñanza de la Literatura se ha renovado considerablemente en el plan de perfeccionamiento. El aspecto de mayor importancia lo constituye la introducción del estudio sistemático de esta disciplina en séptimo grado, precedido de un curso introductorio –Lectura literaria- en los grados quinto y sexto.

En este plan de estudio de Literatura se incluyen un gran número de obras en todos los grados, tanto para su análisis en el aula como para las lecturas extraclases. Todos los cursos se estructuran de acuerdo con el principio cronológico, es decir, se seleccionan aquellas obras que mejor convengan entre las más destacadas de la literatura desde sus orígenes hasta nuestros días.

Se prevé el estudio sistemático de la teoría literaria a partir de séptimo grado. No solo se ha sistematizado su estudio, sino que se ha ampliado en gran medida y se ha ajustado a los requerimientos más modernos de la ciencia literaria.

Los profesores de preuniversitario tienen que prestar atención a la lectura de las obras extensas que el alumno, obligatoriamente, tiene que leer durante el curso. Algunas son objeto de estudio en determinadas unidades, otras se indican como lectura extraclase. La relación de las primeras debe conocerla el alumno desde fines del curso anterior en que se le asignará como tarea, no obstante durante el curso el profesor tendrá que realizar un trabajo tenaz y sostenido, para contribuir a formar el hábito de la lectura en los alumnos.

¿Cuándo hacer el análisis literario?

Solamente podrá realizarse en condiciones óptimas a partir de una primera y global percepción de la obra, lograda mediante una lectura total y previa. En el caso de las obras breves, dicha lectura puede realizarse en la propia clase o como tarea del día anterior; pero las extensas, debe reorientarse con suficiente antelación a su análisis en el aula, para que, dado el tiempo y el número de ejemplares de que se dispone, todos los alumnos tengan tiempo de efectuarla. El profesor debe hacer breves comprobaciones parciales para así estimular en los alumnos el deseo de leer las obras. No se puede emitir un juicio de valor sobre una película o una obra solo con haber visto o leído su inicio, su final o una de las partes centrales. En las obras hay que conocer cómo el autor desarrolla su idea desde el principio hasta el final. Además hay que sentar las bases para que, gradualmente y en forma independiente, el alumno aprenda a conocer el conflicto que el escritor plantea en su obra, tenga la oportunidad de estar de acurdo o no con él, de emocionarse con las alegrías y las penas de los héroes y personajes, de sacar conclusiones por sí mismos y, en fin, de aumentar, mediante estas lecturas, su cultura literaria.

RecordatorioRecordatorio

Los objetivos en el preuniversitario, al igual que en todos los grados, se presentan formando un sistema:

Objetivos generales de la asignatura (se derivan de los planteados para la educación general, politécnica y laboral.

Los objetivos del ciclo y del grado se corresponden con los generales, pero precisando mucho más los que en cada caso se desea alcanzar.Los objetivos en el preuniversitario, al igual que en todos los grados, se presentan formando unsistema:

Objetivos generales de la asignatura (se derivan de los planteados para la educación general, politécnica y laboral.

Los objetivos del ciclo y del grado se corresponden con los generales, pero precisando mucho más los que en cada caso se desea alcanzar.

Dada esta sistematización, solo es posible alcanzar los objetivos generales mediante el logro de los de cada grado en particular, y estos, a su vez, mediante los objetivos que se formulen y cumplan en cada una de las clases.

Entendemos por objetivos de clases, los que el profesor se propone alcanzar a corto y largo plazo, en el desarrollo de su clase, y en esa dirección encamina su trabajo. la determinación de los objetivos de clase es una de las tareas más importantes que tiene que realizar el profesor al hacer el planteamiento de su tarea escolar. Deben consignarse el primer lugar, en la clase. Para elaborarlos correctamente, el profesor debe conocer muy bien el sistema de objetivos que presenta el programa, y tener en cuenta los contenidos específicos de las clases, así como las características de los alumnos y las condiciones en que se produce la enseñanza.

Funciones de los objetivos:

1. Hay que partir de los objetivos para organizar la materia y llevarla a una realización práctica exitosa.

2. Los objetivos sirven para comprobar y evaluar los resultados instructivos y educativos alcanzados en cada clase. Solo mediante ellos puede determinarse la calidad del trabajo de los alumnos y profesores durante el proceso docente.

La elaboración de los objetivos no puede hacerse mecánicamente, sino que debe ir precedida de un análisis minucioso del asunto.

  1. Ofrecer nociones sobre los procesos literarios.
  2. Caracterizar las corrientes literarias concretas.El estudio de las unidades panorámicas:

  3. En los grados superiores de la enseñanza media se incluye el tratamiento de algunas unidades de carácter panorámico que comprenden la caracterización general histórica, cultural y específicamente literaria de épocas y períodos determinados. Por razones de objetivos, interés de los alumnos, y falta de tiempo, resulta imposible el estudio detallado de todas las obras y autores que pertenecen a esos períodos y, sin embargo, es necesario que los alumnos amplíen su cultura general y literaria con la información de carácter general acerca de estosaspectos.Caracterizar las obras y autores más destacados de los movimientos literarios estudiados.
  4. Familiarizar a los alumnos con las obras más célebres de la literatura universal.
Es importante destacar que en el estudio de estos temas, el profesor debe aspirar a que los alumnos conozcan las características generales de los distintos movimientos literarios, pero no puede exigir el conocimiento de las obras. Las características breves que sobre ellas se ofrecerán, tienen un objetivo informativo y sobre todo persiguen despertar el interés por su lectura.

Esto constituye una fuente de conocimiento y cultura pues los libros de texto de preuniversitario están dotados de una valiosa información literaria y cultural que el alumno debe conocer. Aprovechar la información que se brinda en los textos, es de vital importancia. Al comenzar una unidad, el profesor deberá planificar cómo organizar su estudio. La parte principal corresponde al profesor. El procedimiento que debe emplearse es la conferencia integrada por la exposición del profesor y por elementos de la conversación o del método heurístico. Pueden apoyarse en los conocimientos que tienen los alumnos sobre la Historia y quizás también conozcan algunos autores citados. Puede realizarse un trabajo de exposición por equipos: cada uno expondrá un aspecto dado con anterioridad. Con esto propiciamos un acercamiento al texto no literario: al informativo; además de un adecuado vocabulario, lectura, expresión oral, entre otros aspectos. Propicia también la utilización del libro de texto por los alumnos, herramienta fundamental que no se aprovecha en todas sus potencialidades.

El análisis literario:

Considero que el logro de los objetivos de la literatura depende, mayormente, del análisis que realizan de las obras profesores y alumnos. El análisis es la etapa más importante y difícil del estudio de la obra literaria.

En décimo grado se amplía y profundiza el análisis literario que habían hecho en grados precedentes. La metodología del análisis de la obra literaria en este grado, comprende, al igual que en los anteriores, dos etapas:

1. Primera lectura de la obra.

2. Análisis más profundo de la obra.

Primera etapa:

Cuando las obras son breves, la primera lectura en el aula por parte del profesor o un alumno bien preparado. Si la obra es extensa, esa primera lectura tiene que realizarse previamente en la casa o en la biblioteca, y en el aula solamente se leerán aquellos pasajes que resulten más importantes para asimilar el contenido ideológico de la obra o que resulten de difícil comprensión para los alumnos.

Es importante que el profesor incentive el interés por la lectura que se va a estudiar: mediante relatos, hechos, noticias, aspectos importantes de la vida del autor o de la obra.

Si la obra resulta de un pasado muy lejano es más difícil. En estos casos es imprescindible comentar las cuestiones históricas necesarias para la comprensión del texto. Puede realizarse durante la primera lectura o en el análisis. Se debe poner gran atención en cómo los alumnos perciben la obra en esa primera lectura. Esta se comprueba por medio de dos o tres preguntas orientadas a ese objetivo. Es una manera de comenzar el análisis de la obra.

Segunda etapa:

El análisis literario que se realiza en la escuela se fundamenta en determinados principios científicos:

1. Principio del carácter partidista de la literatura. Se refiere a las valoraciones educativas que se derivan de las obras literarias y se reflejan en el propio análisis.

2. Principio del historicismo. Al analiza una obra se parta de la realidad histórica del momento que en ella se representa y de su relación con la realidad de nuestra época. Hay que situar la obra en el momento histórico, cómo la época se refleja en ella, hacer resaltar el contenido humano que encierra y su vigencia.

3. Principio de integridad. Se deduce de la propia integridad de la obra literaria. Cualquiera de los componentes de la obra es una parte esencial para darnos su sentido. Por eso debemos lograr que el alumno lea la obra completa antes de iniciar su análisis. Aunque no se analice completa, sí es imprescindible su conocimiento integral para poder establecer las relaciones existentes entre los elementos que la componen: argumento, tema, idea, estructura, lenguaje. La lectura y análisis de un fragmento no permite establecer las debidas relaciones entre los sucesos y personajes.

4. Principio de unidad contenido y forma. Se trata de dos elementos estrechamente relacionados: contenido ideológico, es decir, las ideas que encierra la obra, y el segundo, al modo, a la manera en que se expresa ese contenido.

Vías o direcciones para el análisis:

  1. El análisis puede seguir el orden del argumento de la obra, sobre todo si esta es de poca extensión y cuando no se ha leído antes de comenzar el análisis sobre ella.
  2. Cuando la obra es muy extensa, su estudio se debe estructurar seleccionando para el análisis los capítulos o escenas principales y relacionando estos constantemente con los demás que la integran.

Es muy importante en la selección de los capítulos, elegir aquellos episodios, pasajes o escenas que permitan mostrar la concepción ideológica y artística del autor, porque así se influye en el pensamiento del alumno. También debemos analizar el detalle artístico, la palabra expresiva, en fin, los recursos artísticos que emplea el autor.

El análisis debe ser variado, para concentrar y mantener la atención de los alumnos.Hay que enseñar a los alumnos a observar no solo aquello que está representado objetivamente en la obrasino también cómo está representado.
ConsejoConsejo


  1. Realizar diversas actividades en el trascurso del análisis- preguntas, planteamientos, tareas-para orientar a los alumnos en la reproducción detallada de una escena o episodio especialmente importante para el desarrollo de la acción, en el análisis de los detalles artísticos, o para expresar las características de los hechos.
  2. Tener en cuenta que tanto la lectura como el análisis de pasajes deben ajustarse acierta medida. Si la actividad se convierte en una clase de lectura y el análisis resulta minucioso y extenso, seguramente los alumnos pierden el interés, lo que rebaja considerablemente sus posibilidades de aprendizaje, y la clase no resulta productiva ni bien organizada.
  3. El análisis debe ser en profundidad y no en extensión. Si existiera más de un poema, se analizará en profundidad el principal, según el programa, y el resto se trabajaría de otra forma o se leerían en clase y se realizaría un comentario. Pudiera, además, trabajarse como tarea extraclase o evaluativa.
  4. Buscar diversas vías novedosas, dinámicas, lúdicas que propicien el aprendizaje de la literatura.

  1. , Métodos y procedimientos de la enseñanza de la literatura:


Un método de enseñanza es un sistema de actos del profesor, orientados a un objetivo, que organiza la actividad práctica y cognoscitiva de los alumnos, en el transcurso de la cual, ellos asimilan el contenido, es decir, el método supone interacción del profesor y del alumno, y como resultado de esta actividad se realiza el proceso de asimilación.

El método de enseñanza se lleva a la práctica mediante procedimientos especiales que corresponden a su esencia. Los procedimientos son partes componentes de todo aquel trabajo que se realiza al aplicarse el método dado.

Entre métodos y procedimientos no existe un límite estricto. El procedimiento puede convertirse en método.

EjemploEjemplo

El profesor explica un nuevo contenido mediante una conferencia: habla de la biografía y la labor creadora de un autor. Para activar la atención de los alumnos puede plantear preguntas problémicas. Se llaman preguntas problemas en pedagogía a aquellas preguntas o situación que plantee ante el alumno un determinado problema y lo impuse a hacer suposiciones, determinar las causas o consecuencias, buscar las semejanzas o las diferencias, seleccionar hechos para la demostración, generalizar los hechos, valorar el significado



Comentarios


Deja un comentario