SUGERENCIAS METODOLÓGICAS ESPECÍFICAS PARA LA ATENCIÓN A LOS PROBLEMAS ORTOGRÁFICOS A PARTIR DE LOS TIPOS DE ERRORES Y DE SUS CAUSAS
  1. Para los errores originados en el incorrecto procesamiento fonológico, los ejercicios preventivos y correctivos de carácter oral son muy convenientes. Entre estos pueden usarse del tipo: lectura en voz alta de palabras y expresiones; búsqueda y oralización de palabras con el mismo grafema o con el mismo grupo ortográfico; conjugación oral de verbos en diferentes modos y tiempos; deletreo de palabras...
  2. Para los errores originados en el uso incorrecto de las reglas fono-ortográficas, conviene conjugar ejercicios orales –como los enunciados anteriormente- con ejercicios de escritura: relacionar palabras con el mismo sonido que se estudia; buscar determinadas palabras en textos dados o en diccionarios; completar palabras con determinados grafemas o letras, entre otros.
  3. Para los errores por desatención, habrá que emplear ejercicios específicos que favorezcan la concentración y la corrección y autocorrección entre los que están: cambiar frases de singular a plural y viceversa; de masculino a femenino y viceversa; realizar crucigramas, sopas de letras; practicar diferentes tipos de dictados; corregir y autocorregir textos propios y ajenos siguiendo determinadas indicaciones; crear cadenas de palabras...

EJEMPLOS

  • Escuchar, repetir y escribir palabras difíciles por su complejidad silábica y por su longitud; por ejemplo: Nabucodonosor, Constantinopla, moderador, cuáquero, prohibitivo, Hermenegildo, lepidóptero, murciélago, semáforo, rocambolesco, rinoceronte...
  • Escuchar, repetir y escribir serie de palabras de longitud creciente. Por ejemplo:
  1. (Sin relación): pan, sol, tres...
  2. (Relacionadas): pan, café, mantequilla, desayuno...

  • Repetir y luego escribir serie de palabras en orden inverso. Por ejemplo: sol, luz, día ____ día, luz, sol...
  • Repetir, deletrear y luego escribir:
  1. Palabras que difieren por el fonema inicial: bata, gata, lata, nata, mata, pata, sata, rata; papa, capa, chapa, mapa, papa, tapa, zapa; gama, lana, sana, mana, pana; bolo, polo, solo.
  2. Palabras que se diferencian por un fonema medial: tapa, taba, tala, taza; pava, papa, pata, pala, pana; tacha, talla, taña, tasa.
  3. Palabras que se diferencian por fonemas vecinos por su punto o modo de articulación. (Estos ejercicios son especialmente útiles para la prevención de sustituciones al leer o escribir):

  • d / t : doma – toma; nada – nata; dala – tala; daño – taño;
  • d / r : oda – ora; podo – poro; pudo – puro; mido – miro; lado – loro;
  • r / l : pera – pela; lira – lila; poro – polo; cara – cala; Sara – sala;
  • l / d : polo – podo; mulo – mudo; sola – soda; pila – pida;
  • l / r / d: pila – pira – pida; Lolo – loro – lodo; mulo – muro – mudo;
  • p / t : poco – toco; pela – tela; pila – tila; mapa – mata;
  • j / g : majo – mago; bajo – vago;
  • ñ / ll : baño – vallo; caño – callo; piña – pilla; caña – calla; uña – hulla;
  • ll – y / ch: pollo – pocho; talla – tacha; raya – racha.

  1. Diferenciar auditivamente pares de palabras que varían por la posición de un fonema; por ejemplo: escuela – secuela; asco – saco; alma – lama; algo – lago; alba – lava; asno – sano; clavo – clavo; persa – presa; pardo – prado; calma – clama.
  2. Buscar palabras que rimen; por ejemplo: lata – pata – mata – bata...
  3. Repetir series de palabras con el mismo esquema acentual. Por ejemplo:
  • Próspero, célebre, cántara, ánimo, pérdida...
  • Ventana, disparo, candela, sandalia...
  • Prosperó, celebró, cantará, disparó, animó, perdedor...
  1. Leer oralmente, deletrear y contrastar palabras que solo se diferencian por el esquema acentual. Por ejemplo:
  • Bajo – bajó; amo – amó; cazo – cazó; piso – pisó; pérdida – perdida; próspero – prosperó; célebre –celebré; cántara – cantará – cantara; ánimo – animó – animo...
  1. Aprender de memoria diferentes trabalenguas. (Este tipo de ejercicio requiere de gran esfuerzo de discriminación por la semejanza de muchas palabras formadas por fonemas vecinos por el punto y por el modo de articulación).
  2. Memorización y recitación de versos. (La poesía con su ritmo peculiar refuerza la memoria y facilita la percepción y la retención).

  1. Para los errores originados en el incorrecto procesamiento gramatical o semántico los ejercicios que se realicen deben poner de relieve aspectos relacionados con el análisis gramatical y semántico de los vocablos. Se pueden emplear ejercicios del tipo: conjugación de verbos en diferentes tiempos y modos; añadir prefijos y sufijos a determinados lexemas o raíces; formar familias de palabras; relacionar palabras de igual categoría gramatical; completar oraciones con homófonos, parónimos, sinónimos, antónimos...
  2. Para los problemas de acentuación se deben realizar ejercicios orales y escritos, preventivos y correctivos, que favorezcan el desarrollo de la memoria auditiva, del oído fonemático y de la conciencia fonológica. La división de palabras en sílabas y el reconocimiento de la sílaba tónica, la clasificación de las palabras por el número de sílabas y por las normas de acentuación española, el análisis de la posición que ocupa el acento en las palabras, el reconocimiento de los distintos tipos de acentos (prosódico, hiático, diacrítico o distintivo) en diversas palabras, son todos, ejercicios aconsejables.
  3. Para los problemas con el uso de las mayúsculas se deben realizar ejercicios de copia y dictado, de identificación de nombres propios, de puntuación y de análisis de los usos estilísticos de las mayúsculas en determinadas palabras en textos dados.

Comentarios


Deja un comentario