EL DICTADO

PARA APRENDER Y ENSEÑAR ORTOGRAFÍA


El dictado es el método más utilizado por estudiantes, profesores y padres, para la enseñanza y aprendizaje de la ortografía, las razones pudieran ser varias. No obstante, la experiencia nos permite pensar en lo que esta técnica aporta al trabajo de los docentes que enseñan la lengua materna o cualquier otra materia, así como al logro de los que aprenden; avalado además, por los resultados de las investigaciones, sobre todo, en cuestiones de habilidades comunicativas y hábitos para el uso del idioma.

Pudiera ser también que con el dictado y su correcta revisión se despierte el amor por las palabras, por los juegos fonéticos, por el nombre propio, y por el nombre de las cosas cercanas; sin descontar el amor por el juego con las palabras, con la creación de otras nuevas para el estudiante, la curiosidad lógica por el origen de ellas, por su escritura, sus semejanzas con las ya conocidas, entre otras razones.

Además de las citadas ventajas que la práctica del dictado ofrece a la enseñanza y al aprendizaje de la ortografía, lugar importante ocupan el amor por la lectura, el hábito en el manejo del diccionario, y en la copia. Pero, solo la preparación del docente y la conciencia de la flexibilidad y creatividad necesarias, pueden hacer de este un método muy efectivo para enseñar y aprender ortografía.

Se ofrecen algunos tipos de dictados propuestos por Cassany en su libro Enseñar lengua, que, junto a los que aparecen explicados en las Orientaciones Metodológicas permitirán crear una estrategia de trabajo más sólida y productiva en relación con el uso de este método para el trabajo ortográfico.

Leer más

Comentarios


Pedro 22 de febrero de 2018, 8:31 / Responder
es muy interesante
MSc. Olga Herrera Scull 13 de marzo de 2018, 12:03 / Responder
Gracias

Deja un comentario