La creación literaria cubana actual

 

Para comprender la importancia de los nuevos escritores cubanos nacidos antes o después del triunfo revolucionario, pero que han escrito su obra literaria dentro de la nueva realidad surgida después de 1959, es necesario situar el marco histórico-cultural en que se gesta esa producción.

 

Se deberá hacer referencia a los géneros más cultivados en esta etapa; a la labor de las instituciones culturales, de los poetas, narradores, dramaturgos y, en general, promotores de la cultura, en la difusión de la creación literaria cubana y universal contemporánea, en la gestación de talleres literarios y grupos dramáticos, así como a los temas, tendencias predominantes y lenguaje utilizado. Aunque en el libro de texto el profesor encontrará información en que apoyarse para intercambiar con los alumnos sobre esta temática, es necesario incorporar algunas ideas en torno al desarrollo alcanzado por el teatro cubano durante el período.

 

Si bien en las unidades anteriores los géneros se abordan por separado, en esta aparecen, indistintamente, manifestaciones de la narrativa (cuentos) y la poesía, de los cuales el profesor deberá seleccionar los que serán analizados en clases, estén o no contenidos en el libro de texto de los alumnos. Se sugiere que los que se escojan puedan ser leídos previamente por los estudiantes para que se garantice la calidad en los análisis posteriores. Pudiera trabajarse con jóvenes poetas cuya producción se inserte en décadas recientes, con narradores de las promociones actuales o con clásicos como Onelio Jorge Cardoso, el Cuentero Mayor, siempre que el alumno tenga acceso a la obra en cuestión.

 

La mesa redonda que se recomienda para esta unidad puede estar dirigida a la creación literaria actual en contraste con la creación anterior al triunfo revolucionario y de ella se extraerán los temas para la redacción. Se incentivará a los estudiantes para que escriban poemas, artículos, cuentos, entre otros de acuerdo con sus intereses.

 

Se sugiere que, a partir de las dificultades los estudiantes, elaboren actividades ortográficas o se retomen las diseñadas en grados anteriores. Es una forma de sistematizar lo dado y de autotratamiento según las debilidades existentes. Se ejercitarán los contenidos ortográficos en general y en particular del uso de los grafemas g, j, h en ejercicios y dictados.

Comentarios


Deja un comentario